Home Edición Nº 2 Entrevista

Menú principal

Viento Patagon

Banner

Cluster en Chile

Banner

Sexto Sentido

Banner
Banner
Banner
Entrevista Imprimir E-mail
Escrito por Carlos Alonso   

“La política de clúster ayuda a estrechar vínculos entre lo público y privado”

  

 

 

Claudio Maggi director ejecutivo de InnovaChile

 

 

 

 

 

Ha sido intenso, motivador y desafiante”, así Claudio Maggi define su primer año al mando de Innova Chile. El director ejecutivo del organismo a cargo de apoyar las iniciativas innovadoras señaló que “es gratificante contar con un equipo profesional de muy buen nivel de conocimientos” y que tiene la camiseta puesta para sacar adelante la misión de trasformar a Chile en un país innovador.  Para este año el presupuesto que tiene asignado alcanza los 57 mil 681 millones de pesos que proviene del Fondo de Innovación para la Competitividad.

 

Claudio Maggi habla con pasión y convicción sobre los progresos que traería para Chile si todos fueran más atrevidos a la hora de iniciar nuevos negocios y sobre la importancia de crear instituciones que busquen nuevas formulas para que el país alcance el desarrollo en el medio plazo.

 

 -¿Cómo califica el nivel de innovación  y competitividad que existe en Chile?

-La innovación no es un proceso ni un fenómeno que se juzgue en una sola variable, sino más bien son una serie de factores que te permiten saber en qué situación se encuentra un país. En ese sentido, Chile ha mostrado avances en varios aspectos como  el mayor número de empresas que se atreven a innovar que rondan las 10 mil. Sin embargo, aún no hay una inversión importante en investigación y desarrollo (I+D), como la que necesita el país.

 

-¿Qué herramientas está impulsando el Gobierno para potenciar la innovación?

 

-Hay una estrategia, una agenda país con objetivo y metas. Además estamos haciendo una medición muy rigurosa de las brechas que hay que cubrir y los saltos que tenemos que dar. Para eso ha sido muy importante la creación del Consejo de  Innovación para la Competitividad. Asimismo, que la OCDE esté haciendo reportes del estado de innovación en Chile, nos entrega un diagnóstico independiente y comparado internacionalmente para saber en que pié estamos.

 

-¿Considera que el Consejo para la Innovación cumple un rol importante dado que no tiene una estructura resolutiva sino más bien consultiva?

-El consejo es un ente asesor de la Presidencia y en ese sentido es más que consultivo, ya que monitorea, entrega directrices, lineamientos y estrategias para desarrollar.  Si este organismo pasara a tomar decisiones de las políticas que se deben ejecutar perdería su independencia y no así con el actual sistema que entrega recomendaciones al comité de ministros que se traduce en medidas concretas con expresiones en el presupuesto.

 

-Un proceso para aumentar la competitividad de los emprendedores y así poder surgir con empresas más firmes, son las incubadoras de negocios ¿Cuál es la importancia que tiene para el país?

- Innova tiene una red de 18 incubadoras de base tecnológica vinculadas a la innovación y  la importancia que tienen es que son la semilla para que surjan los emprendimientos que más crecen y que mejores pronósticos tienen para generar riquezas, empleo y aumentar la competitividad.

 

-Ahora bien, ¿en qué situación se encuentran dicha iniciativa?

- Queremos pasar desde una etapa en que la incubadora prestaba las condiciones de infraestructura física a uno de asesorías más técnica, en la cual se vinculen las redes de contacto para darle sustentabilidad a sus negocios. Además, empezaremos a entregar a las incubadoras un apoyo por los resultados que obtengan en cuanto al número de emprendimientos que logran mantenerse en el mercado.

 

- El Gobierno impulsó la política de clúster para aumentar la competitividad en algunos sectores productivos del país ¿qué le parece está iniciativa y su aplicación?

-Es una buena iniciativa, ya que si miramos a  algunos países que se han desarrollado y como Finlandia, Nueva Zelanda, Irlanda y Australia entre otros, no ha sido porque son buenos en todas las materias, sino que priorizaron sectores para desarrollarse. Y lo más importante de esta política, es que se da una relación muy vigorosa entre el sector público y privado, buscando acuerdos para ideas en innovación.

 

-¿En qué etapa de su desarrollo está actualmente?

- Estamos en una fase inicial de trabajo en la cual se está llegando a una convergencia entre el ámbito público, privado y académico para saber cuáles son los puntos claves para lograr un desarrollo rápido y competitivo en esos clúster. Por eso de nuestro presupuesto un 55 % está orientado en apoyarlos.

 

“La cultura de la innovación debe partir desde los colegios”

 

- Ernesto Amorós investigador del centro de emprendimiento de la Universidad del Desarrollo planteó la idea de instalar incubadoras de negocios dentro de los sectores productivos donde están los clúster y así aumentar los procesos de competitividad ¿qué le parece esa iniciativa?

-Algunas incubadoras están tomando la decisión de especializarse  en un sector como es el caso de Incuba2 de la región de Antogafasta, el cual se está relacionando con el clúster minero. En este punto, un factor importante para la experticia, es el territorio donde se desarrollará, ya que eso determina, en buena parte, el tipo de emprendedores y de negocios.

 

-Entonces es importante que se especialicen en un área productiva

-Según la experiencia internacional que conozco, las incubadoras necesitan trabajar con una cierta variedad de temas para no perder vigor innovador y además en la innovación y el emprendimiento hay muchos saltos entre sectores. Hay emprendimientos que surgen vinculados a un tema, pero resulta que el gran despegue lo tiene en la aplicación de ese negocio, pero en otro sector.

 

-Raúl Ciudad y Alvaro Portugal, de Coasin y Bligoo respectivamente, señalaron que los empresarios chilenos no son innovadores para iniciar negocios, sino que más bien tradicionales ¿concuerda con esa opinión? ¿qué se puede hacer para cambiar esa tendencia?

 

- En líneas generales como país no somos muy rupturistas y no nos gusta estar afuera de los parámetros establecidos. En ese sentido, la cultura emprendedora no tiene arraigada lo innovador. Eso implica que como país nos tenemos que hacer cargo de esa carencia. Y para cambiarlo se debe partir desde la casa, desde los primeros años de la educación.

 

- Una  de las líneas de financiamiento está destinado a apoyar proyectos de índole científico-tecnológica, ¿cómo ha visto el desarrollo de los centros de investigación en el país?

- En general la labor científica se desarrolla en universidades y en algunos centros de investigación y esos suelen estar separados de la innovación empresarial y emprendimiento.  Entonces  lo que tenemos que hacer es mejorar la relación entre la labor científica que pueden ser fuente de muchas ideas e innovaciones con quienes tienen el talento y la vocación para convertirlo en un negocio.

 

 “Hay que construir confianzas con el mundo académico”

 

-En un mismo tema ¿cuál es la forma para mejorar las relaciones entre el sector público y académico?

-Hay que construir confianzas. Desde hace cuatro años la academia trabaja con el sector público de manera bastante fluida. Y los fondos públicos destinados al trabajo de las universidades han crecido sustancialmente. Es más, la mayoría de los proyectos que se están desarrollando en los sectores de clúster son de las universidades. Y es fundamental el trabajo con el desarrollo de I+D.

 

-Una crítica que se hace frecuente a la institucionalidad de Corfo es la demora en la aprobación de la asignación de los fondos ¿concuerda con esa apreciación? y ¿qué cambios platea usted para agilizar los tiempos?

 

-Eso es así, la gestión anterior de Jean-Jacques Duhart Saure se inició un estudio para determinar la calidad de los servicios de innova. Se obtuvo muy buenos resultados, pero uno de los aspectos a mejorar es la velocidad de respuesta que tiene la institución. Pero esta situación se debe a que son dineros públicos que le pertenecen a todos los chilenos y por eso hay que ser responsables en su administración. De todos modos hemos bajado los niveles de acción en los procesos de convocatoria desde 17 meses promedio a 5 a 6 meses.

 

Ver todos los artículos

 Comente este artículo en

 

 

 
Banner
Banner
 

Agua Limpia

Banner

Hiroshi Tasaka

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner