Home Edición Nº 1 Reportaje

Menú principal

Viento Patagon

Banner

Cluster en Chile

Banner

Sexto Sentido

Banner
Banner
Banner
Reportaje Imprimir E-mail
Escrito por Carlos Alonso   
 ¿Santiago se proyecta como ciudad competitiva?  

 

Seminario Organizado por la Universidad Católica y el Gobierno de la Región Metropolitana

 

 

¿Cómo ser más competitivo? ¿qué hace falta para potenciar la imagen de Chile y de Santiago para estar presente a nivel Internacional? ¿existe una identidad clara del país?, ¿qué piensa un extranjero sobre Chile? ¿hay una institucionalidad adecuada para potenciar la marca?   

 

Estas fueron algunas de las interrogantes que se debatieron en el seminario Santiago de Chile: Ciudad-Región atractiva para un país competitivo, organizado por el Gobierno Regional y la Facultad de Arquitectura, Diseño y Estudios Urbanos de la Pontificia Universidad Católica, que realiza un proceso de análisis y discusión con respecto a la dirección que debe tomar la capital para incrementar su competitividad a nivel mundial.    

 

En la apertura el Intendente de la Región Metropolitana, Igor Garafulic, señaló que el primer desafío como estrategia de desarrollo para el área Metropolitana “es generar un territorio global, inclusivo y sustentable”, pero de igual modo destacó los “avances y logros que ha desarrollado el país”. Sin embargo, añadió que  “no nos podemos olvidar que aún existen  retos significativos”.     

 

Asimismo, Garafulic sostuvo que “el carácter global de Santiago comienza a partir del crecimiento y diversificación de la inversión extranjera”. A su vez, señaló que “el aumento sistemático de visitantes extranjeros y de inmigrantes fortalece el carácter cosmopolita de la ciudad”.    

 

En este punto, "un factor clave para atraer extranjeros al país ha sido la modernización en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), junto a una amplia red de infraestructura y de conectividad”, indicó.  Pero no todo es progreso, pues aún Santiago presenta una debilidad: carece de un ser un espacio inclusivo donde todos los habitantes puedan beneficiarse de las bondades que ofrece.  

 

No obstante, el Intendente destacó que se han realizado grandes avances en el período de la Concertación, lo que ha significado una “disminución de la pobreza en un 300% en menos de 20 años, ya que en la actualidad la cifra bordea el 14% del total de la población regional”.   

 

Como tarea primordial para posicionar a la capital como una ciudad competitiva, el Gobierno Regional buscará mejorar la calidad de vida de las personas desarrollando viviendas más dignas e interviniendo desde diversos ámbitos en diferentes barrios específicos.  Así las cosas,  el personero argumentó que “los esfuerzos se intensificarán para romper la creciente segregación y fragmentación socioespacial, las desiguales condiciones entre los municipios y atacar la presencia de grupos delictivos organizados”.       

 

Cambio en la institucionalidad     

 

Para el director del  Think Tank Expansiva-UDP, Jorge Marshall, el país necesita cambiar la estructura de su institucionalidad para poder aumentar su competitividad, pues desde “hace diez años Chile ocupa la misma posición que ronda el lugar 24 a nivel mundial”.    

 

Frente a esta situación, el ex ministro de economía del Gobierno de Patricio Aylwin comentó que  “falta una estrategia que permita liberar al sector productivo para mejorar las rigideces laborales, ya que en las condiciones actuales (de la crisis) puede ser un factor determinante para seguir progresando”. En esa línea, abogo por una mayor flexibilidad, puesto que  “la  excesiva regulación ha hecho que el país se haya estancado”.   

 

El economista sostuvo que el país necesita que sus instituciones generen los incentivos para el crecimiento y dentro de esas están las que operan en el mercado, las que interaccionan con las personas y entre las personas.   Además, enfatizó que “para seguir avanzando es necesario realizar una renovación en las instituciones porque el costo de seguir progresando con organismos que no tienen suficiente confiabilidad o que no tienen fluidez en los sistemas político, lo estamos viviendo ahora con el estancamiento a niveles de desarrollo”.    

 

Para Marshall “la competitividad y el progreso es la punta de una pirámide” y en esa punta hay una serie se aspectos determinantes que son necesarios de resolver con prontitud. Por eso se  preguntó “cuál es el rol de las políticas y de las instituciones para afrontar esta situación”.  En este contexto, el experto destacó que es fundamental cambiar la perspectiva en que trabajan las instituciones y la forma en que se relacionan.  

 

Un nombre competitivo aumenta las oportunidades comerciales    

 

Potenciar  la marca de Chile e insertarla en el concierto internacional es la misión que desde fines del 2007 está realizando Juan Gabriel Valdés al mando de programa Imagen País.  Este tiene por misión generar una estrategia para el posicionamiento único y competitivo de Chile, en una perspectiva de largo plazo y participativa.  Por eso durante el seminario, el ex ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno de Eduardo Frei se refirió al conocimiento que existe en otros países sobre Chile.    

 

En este punto –a modo de ejemplo-  se preguntó “¿porque el vino chileno no puede ser más competitivo o la uva exportada no puede tener mejor valor en los mercados internacionales?, y la respuesta es simple: porque el origen no es conocido, el país no tiene una proyección de imagen atractiva”.   

 

Valdés añadió que para posicionar la marca del país es necesario que los ciudadanos que consumen los productos nacionales en los distintos países del mundo conozcan de dónde proviene dicho producto.    Ahora bien, el director de Imagen País comentó que “el debate sobre la competitividad de los países se debe concentrar en las diferentes estrategias para atraer turistas, inversiones, salir a mercados del primer mundo desarrollando nichos donde localizar sus productos de mejor manera”.  

 

En el caso de Chile, manifestó que “a los productos exportables no se le ha agregado un valor a partir de su origen, por eso, tanto el gobierno como los privados están pensando en cómo  reestructurar la política exterior promoviendo la imagen del país”.     

 

Innovar e identidad para crear marca Chile     

 

La opinión de Valdés sobre cómo impulsar la imagen del país y de Santiago para “salir al mundo” es clara: “Debemos hacer políticas que afecten y tengan repercusiones en la vida de las personas, por ejemplo, la creación de una planta de energía solar en el desierto de Atacama, porque si eso pasa, todos estarían mirando al país dándole un perfil particular a Chile… ya que no sirve de nada mostrar los paisajes en los principales diarios del mundo gastando millones de pesos en publicidad, pues eso no tendría sentido”.    

 

Para cambiar esta tendencia, señaló que el gobierno, los privados y las universidades deben trabajar en conjunto y realizar “un estudio sobre lo que los chilenos piensan del país para descubrir una  identidad”   Por último, Valdés recalcó que si no hay una visión estratégica “será muy difícil conseguir resultados, puesto que los cambios no se conseguirán en seis meses o dos años, ya que es un trabajo de largo plazo y para que evolucione se debe generar una institucionalidad de desarrollo con la capacidad de acción estratégica”, finalizó.      

 

Santiago entre los top 5 del continente   

 

En el panel se abordó también el ranking que elabora la revista AméricaEconomía la cual evalúa a las mejores capitales para hacer negocio.  Para Rodrigo Díaz, director de América Economía Intelligence “la ciudad líder es aquella que sabe sustentar mejor la invitación que realiza a las empresas para que vengan a hacer negocios en ella”. 

 

En ese sentido, argumentó que “el énfasis no sólo está puesto en los beneficios para las compañías, sino en la calidad de vida y servicios que brinda la ciudad a sus ejecutivos”.  Ahora bien, dentro de las nueves versiones del  ranking, Santiago nunca ha abandonado los  primeros cinco lugares  y entre sus competidores directos en la región destacan  Sao Paulo y Miami, seguido por Buenos Aires, Bogotá y Lima. Y en la última versión del año 2008, la capital se situó en la tercera posición.    

 

Sin embargo, los buenos números presentados hasta ahora no son suficientes para que la ciudad pueda competir y llegar al primer lugar o medirse con el resto del mundo, ya que según Díaz “de las 500 mayores compañías del continente, Santiago sólo ha sido capaz de atraer a 17, lo que se aleja de otras capitales como Sao Paulo y Miami”.  Igualmente en cuanto a su calidad de ciudad entretenida y turística, Santiago tampoco se destaca. Si a esto se le agrega el alza de los costos de vida en los últimos años la atractibilidad disminuye.   

 

 Sin embargo, uno de las ventajas reconocida internacionalmente es su “sólido índice de seguridad”.  Ahora bien, según el estudio presentado, la identificación que tienen los santiaguinos con la marca y sus iconos territoriales, “un 43% se ve representado por la Cordillera de los Andes, mientras un 20,4% se identifica con el Cerro San Cristóbal”.    

 

 Con todo, Díaz indicó una serie de factores que le hacen falta a Santiago para convertirse en el centro financiero de América, entre ellos, una gestión urbana que la potencie, como una alcaldía mayor que regule la ciudad. Además, aseveró que Santiago debe buscar su competencia comparándose con ciudades líderes y protagonistas mundiales como Londres, Shangai, Madrid, Johannesburgo.

 

Ver todos los artículos

 
Banner
Banner
 

Agua Limpia

Banner

Hiroshi Tasaka

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner