Home Edición Nº 6 Opinión

Menú principal

Viento Patagon

Banner

Cluster en Chile

Banner

Sexto Sentido

Banner
Banner
Banner
Opinión Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   

ARDP o Corporaciones, ¿una institucionalidad eficiente?

 

Claudio Quiroz, Director International Cluster Chile, Magister en Políticas Públicas (*)


 

Las Agencia Regionales de Desarrollo Productivo (ARDP), iniciativa que en su aspiración está descentralizar y crear en las regiones unidades técnicas que aporten a establecer planes estratégicos regionales y fortaleciendo la competitividad, son instancias que ya existen en diferentes países. Sin embargo, el éxito o fracaso de esta reside en la capacidad de implementar unidades altamente técnicas, autónomas y capaces de liderar una planificación participativa en conjunto con un número representativo de empresas que expresen el potencial sectorial y regional.



Desde la creación de las ARDP, hay experiencias positivas que se pueden apreciar en la Agencias del Maule, O’Higgins, Los Lagos, Biobío entre otras, que con un acercamiento al sector privado han ido estableciendo las confianzas necesarias para generar una visión compartida. Hay avances intermedios como los de la agencia de Valparaíso, que gracias a su Programa de Mejoramiento a la Competitividad (PMC) en Educación Superior se puede visualizar mejor futuro que los iniciales en el programa de la palta. Por otra parte, existen criticas a la Agencia de Arica, Temuco por su lentitud o poca gravitación en el mundo empresarial y productivo. Pero las mayores falencias se observan en la Agencia de la Región Metropolitana, siendo una de las más importantes por su localización, universo de empresas y sectores productivo, ha tenido una gestión deficiente, lo que se aprecia en la no materialización de los PMC que ejecuta, o que por más de un año se extendió la nominación de un nuevo director ejecutivo, la que después de declarace 2 veces desierta, pese a existir profesionales con buenos antecedentes postulando, finalmente en septiembre de este año se nombro a uno de los miembros de Consejo Estratégico, quien curiosamente participó en el proceso anterior declarandolo desierto. A todo esto, se suma la existencia de denuncias ante contraloría General de la República por irregularidades y arbitrariedades.


Estos antecedentes no rebelan la importancia que las Agencias que pasar a ser Corporaciones regionales, se funden a lo menos en cuatro pilares, una institucionalidad eficiente, Capital Humano altamente capacitado, involucramiento empresarial y universitario, y organismos de control y evaluación externos.



La construcción de una institucionalidad lo más profesional posible, donde se legitime en el entorno, con una autonomía que evite la captura de estas agencias tanto por interés públicos, gremiales como privados. Es esta autonomía, y su capacidad técnica que debe permitir proponer de manera efectiva en diversas instancias estrategias, programas y acciones que beneficien al conjunto de la región, siendo otro los órganos ejecutores.


El Capital Humano debe ser altamente capacitado, con experiencia en el sector privado y no solo de la burocracia pública. El liderazgo efectivo estas agencias es un elemento fundamental. Por lo cual, los procesos de selección del personal para las nuevas corporaciones debe realizarse por concurso público y a través de Servicio Civil y no por medio de CORFO o instancias del Gobierno Regional.


El involucramiento empresarial y universitario, es un pilar fundamental de las nuevas Corporaciones Regionales. El éxito se centra en crear una institucionalidad pública – privada reconocida y valorada por todos sus actores, donde los miembros pertenecientes a este consejo o corporación representen fielmente al empresariado y al mundo académico regional, logrando la materialización de la tan anhela relación empresa – universidad. En lo posible se deben establecer mecanismos que permitan la rotación permanente de sus integrantes, evitando la burocratización o captura de esta instancia.


Por último, es fundamental contar con instancias y mecanismos de control y evaluación externos y autónomos, que permita llevar un monitoreo y control de la gestión permanente  a objeto de realizar los cambios en el momento justo.  

Si se quiere la consolidación de estos órganos a nivel regional y evitar que se catalogen de fiasco, más aún con la llegada de un nuevo gobierno, su legitimación pasa por no capturarlos políticamente y transformando en instancian profesionales y autónomas que generen inteligencia competitiva.

  

 

 (*) Licenciado en Ciencias Políticas y Gestión, Administrador Público, Universidad Central de Chile; Magister en Políticas Públicas Universidad del Desarrollo, Máster especializado en Ciencia Política y Derecho Público, Universidad de Paris; Estudios de Doctorado Universidad de Paris. Diplomado en Comercio Internacional. Mas detalles en aquí

 

Puede comentar este artículo en

 
Banner
Banner
 

Agua Limpia

Banner

Hiroshi Tasaka

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner